?

Log in

No account? Create an account

~✿Love is Orange~✿

"Enamorarse es de débiles mortales" - CHEN.

[sticky post]๑== MasterList ==๑ ( Fanfics largos por capítulos)
yue_kissys
Aquí encontrarás una extensa lista de EXO fanfics LARGOS / POR CAPITULOS traducidos con amor.
NONONNO
KAISOO
*
BLACK WINGS (Can not longer fly) (Completo)
Autora: adorableprince Fanfic Original *Jongin ve, pero no lo suficiente.

*INTERROBANG (Completo)

Autora: chaos- Fanfic Original *Kyungsoo es un universitario normal, Kai un auto-proclamado genio, y la atracción entre ambos es demasiado obvia.

*IRIS (M-preg Completo)
Autora:
Chocksi Fanfic Original *Sólo toma treinta segundos para que Kyungsoo se enamore por primera vez.

*ALTERCATION (Completo)
Autora: sessny Fanfic Original *Hay una delgada línea entre querer a alguien y querer a alguien muerto.

*DIARIES OF A BROKEN FAMILY (Completo)
Autora: Mariachiseoks Fanfic Original *Fanfic narrado por JunMin, el hijo del Kaisoo.

AMPLIAR...Collapse )

My publications in Instagram for October 13 2018
yue_kissys

Transfered from instagram

My publications in Instagram for October 12 2018
yue_kissys

Transfered from instagram

RUNNING UP THAT HILL - Kaisoo (Traducción en español) Capítulo 21
yue_kissys
Capítulo XXI


Era extrañamente libertador sentirse parte de este ocupado viaje en coche. Kai frunció el ceño al principio, pero rió después cuando notó a Jongdae adelantarse y tomar el asiento de pasajeros sin contemplaciones; él y Kyungsoo justo habían acabado de meter el equipaje a la camioneta, y cuando el último levantó sus cejas en una expresión presumida, Kai no pudo retener un bufido. Así que terminó sentado en el asiento trasero del coche, viendo a su dueño y a un niño de 9 años abordando un sinnúmero de temas nerds. Todo lo que estaba siendo discutido era un completo misterio para él, sin embargo, Kai estaba totalmente entretenido viendo a dos de las personas más calladas que ha conocido hasta ahora; hablar tanto.


Jongdae dejó que su afecto por el hombre se mostrara de la vez que fue empujado a un abrazo amigable, pero correspondido con un fuerte agarre. Desde ahí, Kyungsoo fue capturado y Kai simplemente dejo a sus anticuados seres ser, eligiendo salir calladamente de su camino, dirigiéndose a la ducha y a terminar de prepararse para el viaje. A decir verdad, incluso sin ninguna interferencia, muy pocas palabras fueron intercambiadas entre Kai y Kyungsoo después de la salida de Mino.


“¿Estás bien?” A mitad de un beso, Kyungsoo pudo preguntar contra los labios del menor, con una sexy, agitada voz.


“Lo estoy ahora.” Kai encontró la habilidad de responder, a pesar de tener el cerebro hecho papilla por el tentador beso.


Algo más de sus intensos arrumacos, y su pequeña indiscreción llegó a su final. Después de todo, un pobre niño estaba esperando ser rescatado de aquella encerrada habitación.


Ahora, estaban yendo directo al escondite de Luhan, justo en las afueras de la ciudad. Kai se sintió satisfecho de que por el giro afortunado de los eventos, su mejor amigo sería capaz de encontrarse con Jongdae una última vez antes de que se fuera. En su anterior camino en el tren, el niño se había enterado del largo viaje a China de Luhan; no hubo muchas preguntas hechas al respecto, pero su desacuerdo sobre la situación fue un poco obvio. Después de todo, Luhan era la única persona en la vida de Jongdae, además de su hermano mayor, que había estado ahí para él desde una temprana edad. Rompía el corazón de Jongin ver tristeza en los ojos del chico, especialmente ese sentimiento de abandono que reconocía tan bien.


La cantidad de amor que Jongdae y Luhan tenían el uno por el otro fue confirmada por el largo, emocional abrazo que compartieron una vez hubieron llegado al escondite. Incidentalmente, fue él más cálido, amigable gesto en la sala: nada sorprendente, pero Minseok estaba justo al lado de Luhan, y la atmósfera entre él, Kai y Kyungsoo era mucho menos amigable.


Minseok ofreció a Kai una dudosa media sonrisa, a la que el menor tuvo que responder, por el bien de los viejos tiempos. Al final del día, sabía que Minseok era un buen chico, que realmente amaba a Luhan, incluso si algunas veces sus emociones salían fuera de control. Mientras tanto, no hubo un saludo dirigido a Kyungsoo, quien, con un poco de indiferencia, se volteó a ver su teléfono, salvándolos de cualquier extraño intercambio. Incluso aunque los moretones en la cara del hombre no estaban más allí, parecía que había una pequeña oportunidad de ellos buscando cualquier ruptura de esa noche más allá que un mero alto al fuego.


Luhan seguía hablándole a Jongdae, y pronto Minseok estuvo integrándose a su conversación. Por un momento, Kai se sintió transportado de su actual realidad, como si solo se estuvieran reuniendo por diversión, sin necesidad de que nadie dijera adiós. Un mundo de ensueño donde todos estuvieran a salvo, sin esconderse o escapándose. Sentía lástima por Minseok, por Jongdae y por sí mismo. No había palabras para describir cuanto Kai extrañaría a Luhan; además, el espantoso sentimiento de ser abandonado, solo, para sobrevivir en esa miserable vida, estaba siempre allí, en el fondo de su mente.


Pero trató lo mejor que pudo no postrar ningún signo de tristeza a su mejor amigo, al contrario, Kai tuvo que darle todo el coraje del mundo, si nada, en retribución por todo el amor que Luhan le había ofrecido, desde el principio de su amistad, cuando él y su pequeño hermano eran los más necesitados. Luhan había sido un ángel en sus vidas, Kai estaba seguro de eso. E incluso si el seguir sin ningún soporte era un prospecto devastador, sabía que nadie mejor que Luhan merecía una segunda oportunidad en la vida.


“Veinte minutos.” La voz de Kyungsoo no solo interrumpió los pensamientos de Kai, sino también la avivada conversación del resto de las personas en el cuarto. “¿Está todo listo?”
“Sí. Todo listo.” Luhan le respondió a Kyungsoo con una cálida expresión, para sorpresa de Kai.


“¿La ruta a Gunsam es segura?” Minseok preguntó de repente, mientras recogía la única maleta de Luhan del suelo a la cama, sin darle siquiera una mirada de reojo a Kyungsoo.


“Tan segura como sea posible.” El hombre respondió, y Kai era ya capaz de decir la sutil pista de impaciencia en su frío tono de voz. “Su nueva identidad está cubierta, no la pueden asociar a él.”


Era un alivio ver que Jongdae estaba lo suficientemente distraído con algún libro comic que Minseok le había llevado, lo que significaba que no estaba prestando atención a la conversación de los adultos.


“El verdadero peligro es una infracción sobre el secreto de este lugar.” Kyungsoo continuó dirigiéndose a Minseok, quien finalmente vio de vuelta al hombre.  La animosidad entre los dos era palpable. “Hice algunos ajustes extras solo por si acaso.”


Incluso aunque no había acusaciones directas, Minseok era el único quien pudo haber causado que el escondite de Luhan fuera descubierto, debido a sus no planeadas, frecuentes visitas. Así que Kai esperaba que el hombre tuviera las bolas para al menos hacerse responsable, en vez de solo causar otra innecesaria pelea.


Al final, Minseok fue el primero en romper la intensa disputa, absteniéndose de cualquier regreso, por lo que la atmósfera se volvió menos tensa. Desde allí, el cuarto quedó en completo silencio, hasta que Kyungsoo salió de la habitación, sin dedicarle a nadie otra mirada ni una palabra. Kai miró la escena con un intranquilo sentimiento, pero decidió no interferir. Tampoco quería dejar a Luhan en esos momentos final.


Un corto rato después, Minseok fue el que se dirigió al baño, dándole a Jongin la oportunidad de hablar libremente.


“¿Cómo estás?” Preguntó, sentándose en la cama, al lado de su amigo.


“Nervioso.” La respuesta de Luhan vino con una tímida sonrisa. “Ansioso.”


“Todo estará bien. Lo sé.”


“También lo sé.” El mayor sostuvo la mano de su amigo suavemente. “Confío en Kyungsoo.”


Jongin estaba agradecido de algún modo por esas amables palabras. Si solo el mismo Kyungsoo pudiera escucharlas.


“En realidad estoy muy nervioso, ¿sabes?” Luhan continuó, ahora realmente radiante. “No puedo esperar para poner un pie en mi ciudad de nuevo.”


Con eso, Jongin estuvo seguro de que su amigo estaba, en efecto, feliz, a pesar de que todo pudiera ir mal. Y su propio corazón se volvió más ligero como resultado.


“Será tan hermoso como lo recuerdas. Espero que algún día pueda verlo.”


“¡Yo quiero ir también!” Jongdae soltó repentinamente, haciendo a los dos emocionales amigos jadear, luego romperse en risas.


“¡Irás pronto!” Luhan finalmente respondió, mirando primero al niño todavía sentado en el suelo, luego directo a los ojos de su mejor amigo. “Lo prometo.”


En ese momento, Jongin podía llorar, pero no dejó que pasara. En cambio, se inclinó por un gran abrazo de despedida. Aún mejor, un gran abrazo de “nos vemos pronto.”


Su momento no pudo durar mucho, lamentablemente. Cuando Minseok regresó a la habitación, Jongin imaginó que era tiempo de que Jongdae y él le dieran algo de privacidad a la pareja por aquellos minutos finales.  Antes de que los dos hermanos hubieran llegado a la puerta, de cualquier modo, Minseok los interrumpió.


“¿Vas a ir a un viaje con ellos, no?”


Jongin no sabía por qué el hombre debería saber de eso, mucho menos por qué estaba preguntando sobre ello.


“Sí. Estamos celebrando el cumpleaños de Dae.” La respuesta vino de algún modo seca, Jongin estuvo consciente.


“¡Sí, tío Minseok!” El inocente niño exclamó emocionado. “¡El tío Kyungsoo dijo que tiene una sorpresa para mí, prometió que será el mejor cumpleaños que haya tenido!”


Minseok resopló, mostrando una débil, pero sincera sonrisa.


“Eso es maravilloso, Dae. Disfruta tu cumpleaños, ¿sí?” El hombre miró directo a la dirección de Jongin. “Solo sé cuidadoso, ¿está bien? Y llámame… cuando regresen.”


Un respetuoso asentimiento fue todo lo que Jongin pudo ofrecer de regreso. Por mucho que ambos discreparan, Minseok había estado cuidando de él y de su hermano, algo de lo que debería estar agradecido.


Afuera en el oscuro porche, Jongdae rápidamente encontró el mejor punto iluminado, para seguir leyendo sus comics; al principio, Jongin miró alrededor pero no vio a Kyungsoo por ningún lado; solo después de bajar las pequeñas escaleras, llegando al patio del frente, fue capaz de encontrar al hombre sentado en una banca de flores, casi invisible bajo las sombras de la noche.


En su camiseta casual y jeans, cabello desarreglado, cabeza colgando baja, Kyungsoo nuevamente parecía menor de su edad. Kai se preguntó por qué no estaba usando su abrigo, en el que estaba sentado en vez, a pesar del frío inevitable. Inmediatamente sintió la necesidad de revertir la situación.


“Hey.” Llamó desde lejos, finalmente atrapando la atención del hombre. “¿Sin abrigo?”


Kyungsoo negó su cabeza con una media sonrisa, una ilegible expresión en su cara.


Pero Kai no estuvo satisfecho. Después de caminar con resolución, paró frente al otro hombre. “Póntelo.”


Mirando hacia él, todavía con su cara en blanco, Kyungsoo tomó un par de segundos para responder. “¿Por qué?”


“La misma razón por la que quieres que coma.” El mayor rompió el contacto visual, de nuevo después de un momento, se paró, abrigo en mano. Después, estaba silenciosamente vistiéndose; a pesar de ser el más mundano de los gestos, Kai estuvo extrañamente satisfecho de tener su pedido garantizado. Cuando Kyungsoo terminó de cerrar el abrigo, miró hacia el menor una vez más, su diferencia de alturas prominente a esa cercana distancia.


“Bien.” Kai llenó el silencio, forzándose a mantener una cara seria. Luego puso sus dos manos en los brazos del mayor, juguetonamente frotándolas como alguien lo haría a un niño.


Finalmente, la sonrisa acorazonada hizo su aparición, de algún modo iluminando las melancólicas facciones del dueño. Tan pronto como abrió su boca para decir algo al hombre más joven, de cualquier modo, la cara de Kyungsoo fue literalmente iluminada, al igual que el área alrededor de ellos.


Instintivamente, Kai se volteó para mirar una pequeña camioneta acercarse, unos pocos metros lejos de ellos. Un gran logo del servicio de catering de una compañía era visible, bajo uno de los escasos postes de luz cercanos.


“Hay una fiesta que se hará en este condominio.” Kyungsoo aclaró. “Será más seguro para Luhan irse escondido en esto, y luego cambiar de vehículos en otro lugar. Solo en caso de que alguno de los hombres de Mino esté en la mira.”


Una vez más, Kai estaba impresionado por la manera en la que cada detalle había sido planeado, para asegurar el escape de Luhan exitosamente; también se preguntó cuánto dinero le costaría a Kyungsoo tomar todas esas precauciones al final.


“Ve por Luhan. Tenemos que estar a tiempo.”


Kai siguió la orden al instante, dirigiéndose a la pequeña casa; en el porche, Jongdae ya estaba de pie, curioso sobre la llegada de la camioneta. Dos golpes a la puerta, y Luhan apareció en el otro lado, Minseok tras él: el primero luciendo un tanto sereno, mientras que el último tenía los ojos empañados, visiblemente afectado. “Está aquí.” Jongin anunció, a lo que su amigo asintió; pronto, los tres hombres iban en su camino, Jongdae siguiéndolos.


Mientras se acercaban a la línea final, Luhan se volteó y dijo sus últimos adiós. Kai tomó unos pasos más cerca, para darle algo de espacio. Primero, Luhan se puso de rodillas para hablar con Jongdae, luego le dio un fuerte, largo abrazo. Pronto, estaba abrazando a un lloroso Minseok, quien no parecía querer dejarlo ir. Se quedaron en los brazos del otro por un par de minutos, en los cuales Luhan parecía intentar calmar a su amante, susurrándole palabras consoladoras al oído.


Kai miró la triste escena atentamente, un nudo formándose en su garganta; cuando Luhan finalmente se paró en frente suyo, sus ojos de gacela inundándose en lágrimas, Kai tuvo que cerrar los suyos para evitar llorar en ese punto.


“No podremos cuidar de nosotros por un tiempo, Jonginnie,” la voz del mayor se rompió cuando usó su apodo cariñoso, “así que prométeme que cuidarás de ti y de Jongdae, ¿okay? Y haré lo mismo por mí.”


Kai asintió humildemente, dos lágrimas pasando la barrera y bajando por su cara.


“Nuestra familia estará junta de nuevo.” Luhan continuó, posando una mano alentadora en el hombro del menor. “¿Lo prometes?”


“Lo prometo.” Mirando a los ojos del otro, Kai hizo eco de su esperanza, con todo su corazón. Aunque no había manera de saber si podrían cumplir esa promesa.


Luego los dos mejores amigos compartieron su largo, abrazo final; cuando se terminó, Luhan recogió su bolso y fue hacia la dirección de Kyungsoo. El hombre estaba solo en la camioneta, y los dos intercambiaron unas pocas palabras privadas. Kai se movió para quedar al lado de Minseok, tratando de ofrecerle al lloroso hombre algo de apoyo. No mucho después, Luhan se inclinó y brevemente abrazó a Kyungsoo; Kai no sintió nada de celos ante ese gesto, al contrario- se sentía bien ver a Luhan mostrando gratitud, y a Kyungsoo recibiéndola. Aunque no podía decir si Minseok se sentía del mismo modo.


Antes de desaparecer por la parte trasera de la camioneta, Luhan volteó hacia su dirección, mostró una brillante sonrisa y dijo adiós.



-----------------------------



No tomó mucho hasta que el Porsche 911 estuvo de vuelta en la carretera, aunque el viaje fue algo rápido esta vez. Jongdae había estado bostezando desde que se despidieron de Minseok, quien, por algún tipo de milagro, aceptó la sugerencia de Kyungsoo de pasar la noche en el escondite (el cual había sido pagado de todos modos). Por requerimiento de su hermano mayor, el niño brincó a disgusto al asiento trasero; pronto, cayó en un sueño tranquilo. A Kai no le fue mucho mejor. Los dos hombres al frente permanecieron cayados, cada uno perdido en sus propios pensamientos. Kyungsoo le aconsejó descansar, ya que tendrían un ocupado horario al día siguiente. Por mucho que trató de luchar contra ello,  la calmada música indie sonando en la radio solo ayudó a Kai a dormirse más rápido.


Su sueño fue profundo y sin problemas por la primera hora más o menos, hasta que otra de sus frecuentes pesadillas apareció. El sentimiento familiar de desesperación, enojo, impotencia… el enloquecedor ruido y el ensordecedor silencio que lo seguían. Jongin había revivido aquella escena incontables veces, pero siempre dolía demasiado, justo como la primera.


Despertó con un jadeo, sintiéndose completamente perdido por un par de segundos. Luego recordó dónde estaba y qué lo llevó allí, y fue capaz de recomponerse. Jongdae estaba aun profundamente dormido, pero el asiento del conductor estaba vacante; el coche, estacionado en una estación gasolinera, estaba todavía envuelto en la oscuridad de media noche. Miró alrededor pero no pudo encontrar ni una sola alma además de ellos dos; incluso la carretera cercana estaba prácticamente desierta.


Luhan no había hecho contacto hasta ahora, lo cual era entendible: de acuerdo al horario, la embarcación ni siquiera estaba lista para partir en ese momento. Miró afuera de la ventana de nuevo- tampoco había señales de Kyungsoo. No había nada que pudiera hacer más que esperar, tratando de concentrar su preocupada mente en los buenos días por delante, cualquiera que fuera el plan de Kyungsoo. En pocos minutos, su conciencia estaba comenzando a irse de nuevo: solo el sonido de la puerta opuesta siendo abierta fue capaz de despertarlo.


“Hey.” Habló por reflejo, justo cuando Kyungsoo se metió al coche.


“¿Te desperté?” El hombre respondió, viéndose levemente agitado.


“No, no del todo.” Kai volteó hacia el otro, cauteloso sobre su fruncida expresión. “¿Está todo bien?”


“Sí, sí.” Kyungsoo puso la llave en la ignición antes de mirar la menor. “Es mi teléfono. Lo dejé en el condominio.”


“¿Qué? ¿En serio?”


“En efecto. Acabo de llamarles para que revisaran. Lo encontraron en la banca donde estaba sentado.”


“Wow, eso…” Parecía sorprendente como algo así pudo pasarle al cuidadoso Kyungsoo- aunque cruzó por la mente de Kai que había servido como fuente de distracción para el hombre. “¿Vamos a regresar por él?”


“¿Qué? No, de ninguna manera.” El mayor negó su cabeza y frunció el ceño. “Ya casi llegamos, solo es una hora lo que falta. No hay manera de que regresemos ahora.”


“P-pero, qué hay de tu teléfono--”


“El personal del condominio lo guardará por mi hasta la tarde del domingo, lo recogeré cuando hayamos regresado a la ciudad.” Kyungsoo explicó casualmente. “Puedo acceder a mis contactos por internet, así que tendremos noticias de Luhan una vez que lleguemos.”


Kai se preguntaba si Kyungsoo había pensado en todo esto. Después de todo, solo había una persona que probablemente quisiera ponerse en contacto con él durante ese largo fin de semana.


“Qué hay sobre…” Por un momento dudó, luego decidió continuar. “¿No tienes que hablar con tu prometida?”


Ante la pregunta escuchada, Kyungsoo quietamente miró lejos, luego abajo, significadoramente impaciente. Un suspiro escapó de sus labios antes de que su voz lo hiciera. “Les dije que visitaría a mi madre. Ellos no llegarán hasta la tarde del lunes. Vendré con algo después.”


Era evidente que hombre no estaba cómodo tocando ese tema, aunque Kai no podía decir si el problema real era su prometida, su madre, o ambas. No solo estaba engañando con quien se casaría en menos de dos meses, la excusa que uso para apoyar esa mentira era un tanto viciosa en sí. En efecto, después de esa noche cuando Kyungsoo se abrió ante su pasado, el tema de su enferma madre nunca volvió a ser expuesto.


“Okay…” A pesar de todas esas legítimas razones para cuestionar al hombre, al final, Kai sentía la necesidad de protegerlo, de algún modo. “Y-yo… solo no quiero que mi hermano y yo estemos en medio del camino.”


“Quiero que disfruten.” Kyungsoo levantó sus ojos para encontrar los de Kai, iluminados solo por la escasa luz dentro del coche. “Nosotros… éste es tiempo para nosotros…” El hombre se inclinó hacia adelante, y levemente tocaron sus labios calientes. El ya familiar sabor estaba allí, y Kai quería saborearlo por mucho, mucho más tiempo. “Olvídate de todo lo demás, ¿okay?”


No era una proeza fácil, pero Kai trataría y complacería esa dulce fantasía. Solo pensaría en las consecuencias después. Merecía tanto. Así que asintió, inclinándose ante las suaves caricias que Kyungsoo le daba en su cara, cuello y cabello, su oreja derecha. Bajo el suave toque, el hombre joven se derritió en el asiento del coche, sus parpados poniéndose pesados de nuevo.


“Duerme un poco más, bebé.” Kyungsoo susurró, antes de darle otro pequeño beso en la frente. “Estaremos allí pronto.”



---------------------



Su viaje no duró mucho más, y cuando finalmente entraron a la hermosa cabaña que sería su hogar durante los siguientes tres días y medio, todavía seguía oscuro. A Jongin le tomó solo cinco minutos ayudar a su hermano a alistarse de algún modo en su cuarto, de cualquier manera, fue el tiempo suficiente para que Kyungsoo colapsara en la recámara principal y durmiera como un tronco. El peso añadido en el colchón no revertió el casi estado de coma del hombre; pero cuando el menor puso un brazo sobre su cintura para acercarlo, fue como si su cuerpo se acomodara por sí solo en automático.


Kai se levantó primero, con el sol ya puesto en el cielo. Se sentía descansado y listo para empezar el día, aunque tener a Kyungsoo seguro en sus brazos, en esa bendita cama King-size, parecía la manera perfecta de pasar el fin de semana, sin parar. Pero los chasquidos proviniendo del exterior de su burbuja llamaban su atención: había alguien más que merecía todo el amor del mundo, más en ese día especial.


Jongdae estaba despierto y cerca de la cocina cuando Jongin lo acechó por detrás para un gran abrazo de oso sorpresa. Cubrió a su hermano en besos y cosquillas, bajo la pesada protesta y la loca carcajada. Pronto, era tiempo de revelar sus regalos de cumpleaños que había acumulado durante meses: afortunadamente, el niño amó la colección de pequeñas pero ladinas (y caras) figuras de acción de Los Vengadores, y agradeció a su hermano mayor devolviéndole el abrazo con todas sus fuerzas.


Se hicieron el desayuno, de la deliciosa selección de comida mágicamente disponible, y tomaron la oportunidad de revisar los cómodos interiores y escénicos exteriores de su cabaña. Había un hermoso jardín privado al frente, y en la parte trasera, una vista espectacular de un lago rodeado de montañas. Jongin había visitado muchos lugares lujosos con el paso de los años, pero había algo especial en este. A pesar de la magnífica locación, se sentía más como una casa en vez de un hotel- haciendo a Jongin preguntarse si ese aspecto pesó en la decisión de Kyungsoo de viajar todo el camino solo para llegar allí.


Hablando de quién… otra hora completa pasó antes de que el mayor se mostrara en la sala, para encontrar a los dos hermanos ociosamente viendo caricaturas y comiendo aperitivos. A decir verdad, parecía que el hombre podía utilizar unas horas más de descanso, considerando el largo viaje que duró una buena parte de la noche, pero aun así se encargó de sonreír y darle al cumpleañero un dulce, fraternal abrazo, al igual que una misteriosamente pequeña, delgada caja. El regalo tenía el estilo de Kyungsoo por todos lados: un nuevo iPad, de la última generación, con muchos juegos instalados, Jongdae estaba prácticamente llorando en el momento cuando rompió el papel envoltorio.


El niño prosiguió y tomó la mano de Kyungsoo, enseñándole los alrededores de la casa, mientras Kai los seguía con una sonrisa en su cara. Él y Kyungsoo no intercambiaron más que simples miradas, ambos en un silencioso acuerdo de evadir estar muy cerca frente al niño. Honestamente, Kai no estaba listo para tener la plática de “soy gay” con su hermano pequeño todavía, a pesar del hecho de que Jongdae muy probablemente se dio cuenta de Luhan y Minseok siendo una romántica pareja antes. Añadiendo a Kyungsoo a todo esto, por el momento, parecía un poco muy abrumador.


“¡Es el mejor cumpleaños que he tenido!” El niño confesó gritando fuertemente, sosteniendo sus figuras de acción y su iPad en sus brazos como si fueran sus cachorros.
“¿De qué hablas?” Kyungsoo respondió mientras tomaba un gran mordisco de pan con mermelada. “¡El día ni si quiera ha empezado!”


Ambos Kai, quien estaba limpiando los trastes, y Jongdae, también sentado en la encimera, voltearon a verlo con sorpresa.


“¿Qué, pensaron que nos quedaríamos aquí todo el tiempo sin hacer nada?” Claramente, Kyungsoo estaba satisfecho con la anticipación de los dos hermanos ante la gran revelación. “¡Iremos a Everland!”



-------------------



La emoción que llenó la habitación con la mención de aquella palabra encantada era contagiosa. Jongdae estaba boqueando y saltando alrededor, mientras la sonrisa brillante de Kai podía también pertenecer a la de un niño. Resultó que ninguno de los hermanos había puesto un pie en un parque de atracciones, a lo que Kyungsoo respondió que él tampoco. Desde ese anuncio, las cosas se movieron más rápido en su pequeña cabaña: todos necesitaban ducharse y vestirse rápido, luego sobrevivir el gran viaje de una hora hasta Everland, para el mágico comienzo.


Y mágico era exactamente la palabra perfecta para describir la mañana y tarde completas. No solo Kai tuvo el placer de ver a Jongdae tener el tiempo de su vida, pero parte de él fue rescatada en aquél mundo de fantasía. En algún lugar  junto con las tantas emociones, sonidos, sabores y colores, Kai dejó al niño dentro de él, quien había estado encerrado por mucho tiempo, salir a jugar.


No es como si su lado maduro hubiera estado hibernando mientras tanto. Kai tuvo a Kyungsoo a su lado, e incluso aunque la razón lo prevenía de mostrar mucho afecto en público, el estar simplemente alrededor del hombre le creaba mariposas dentro, una y otra vez. Nunca había visto a Kyungsoo tan despreocupado, llenando a sus dos invitados de comida chatarra y regalos, esa hermosa acorazonada sonrisa salía seguido plasmada en su cara.


Aunque, el hombre se saltó la mayoría de los juegos que requerían un estómago fuerte, pero cuando los dos hermanos Kim juguetonamente le rogaron para que se les uniera a un segundo viaje en el Vikingo, Kyungsoo no pudo decir que no. Kai  garantizó un lugar en medio, mirando al niño de 10 años en un lado y el de 23 años al otro: si las caras divertidas y los ruidos que presenció no eran suficiente para hacerlo carcajearse de alegría, tener a Kyungsoo buscando sostener su mano fuertemente durante el corto paseo se sentía la cereza en el pastel.


Para ese entonces, Kai había recibido una confortante llamada de Luhan: su amigo había llegado a salvo a Shanghái, después de su largo viaje, y lisamente hizo su pase de inmigración; justo había llegado al apartamento arreglado para él en la ciudad, con la ayuda del hombre de confianza de Kyungsoo. Sus instrucciones fueron mantener un perfil bajo, descansar, y esperar a que el tiempo pasara. Luhan también añadió que había llamado a Minseok- tan riesgoso como era hacerlo. Pero, dentro de todo, después de tales buenas noticias, Kai sintió un poco de alivio de que todo parecía ir yendo conforme al plan.


Antes de que la tarde terminara, él y Jongdae arrastraron a Kyungsoo por una vuelta a la rueda de la fortuna, donde aliviaron sus cansadas, adoloridas piernas con algo de palomitas, té de burbujas, algodón de azúcar, y una hermosa vista del estrellado cielo sin luna, toda la iluminación del parque debajo. La atención del niño fue dividida entre sus miles de tarjetas de Pokémon, mientras Kyungsoo, absorbido por la vista exterior, seguía acariciando la nuca de Kyungsoo con tranquilos, cómodos dedos. Ahí, atrapado en la cabina de metal en el aire, Kai se sintió extrañamente ligero y e inquebrantable.



--------------------



Desde el momento en que pusieron un pie de regreso en su cabaña, Kai no perdió el tiempo. A pesar de las tardes horas, Jongdae aún seguía hiperactivo, y ansioso de jugar en su iPad; había sido convencido por su hermano mayor, con algo de esfuerzo, de meterse a la ducha y luego ir a la cama, para que pudieran disfrutar el día siguiente al máximo. Sin necesidad de mencionar que también había una razón egoísta por la particular elección parental.


“¿Puedo robarte esta noche?” La voz de Kyungsoo llegó en un susurro, mientras el par abría la camioneta para poder sacar las cosas después de su extravagancia en Everland.


Escuchar esas palabras de un inusualmente tímido Kyungsoo, solo ayudó a que la confianza de Kai se hiciera más fuerte. La cajuela levantada proporcionaba un buen escondite de los dos hombres, así que el más joven tomó la oportunidad de rápidamente inclinarse para susurrar contra el oído del otro.


“Pensé que nunca lo preguntarías.”


Treinta minutos después, Jongdae estaba satisfechamente echado en la cama, durmiendo ya, mientras Jongin se sentía completamente nuevo después de una revigorizada (y rápida) ducha, listo para encontrarse con Kyungsoo de nuevo, en la suite principal. Lo que no esperaba encontrar primero era el fuerte aroma de chocolate llenando la sala principal: en la encimera de la cocina, estaba un hermosa bandeja con una selección de frutas frescas, junto un caliente tarro de cerámica, llenado de invitante fondue de chocolate; tras él, Kyungsoo estaba mirando dentro del refrigerador, tan distraído que ni siquiera notó que tenía compañía.


“Está lleno de sorpresas, Señor Do.” La observación coqueta de Kai finalmente llamó la atención del mayor, haciéndolo voltear con  una sonrisa ya plasmada en su rostro. “¿Cocinando? Otra habilidad para tu impresionante resumen.”


Ahora Kyungsoo estaba completamente sonriendo. “Pruébalo primero, luego puedes juzgarme.” Respondió, poniendo una botella de vino rojo en la encimera, un par de copas junto a él. “Ven aquí.”


Kai se acercó al mayor con a paso suave pero determinado- seguro se le antojaba el sabor de esos rechonchos labios antes que el vino o el fondue. Pero Kyungsoo parecía muy concentrado en sus tareas, primero abriendo la cara botella de Merlot, luego sirviendo un poco en las copas y ofreciendo una a su invitado; Kai miró silenciosamente mientras el hombre se movía hacia el tarro, revisando la flama y la salsa de chocolate, con aires de pericia.


“¿Jongdae está durmiendo?”


“Sí. Estaba exhausto.” Kai respondió a la pregunta, levantándose de su asiento para pararse más cerca del mayor, siendo capaz de darle una ojeada a la comida frente a ellos con calma. “Fue el mejor día de su vida, no hay dudas de ello.”


“Eso espero.” Kyungsoo brevemente miró hacia atrás, y el menor notó algo de modestia en su expresión, aun de nuevo. “De verdad se lo merece. Es un muy buen niño.”


No había manera de que Kai no se sintiera conmovido por el amable cumplido dirigido hacia su hermano menor.


“Gracias.” Hizo el intento de decir eso, incluso sabiendo que a Kyungsoo le disgustaba cuando era agradecido; para ahora, estaba deslizando ambas manos alrededor de la cintura del hombre, abrazando  su pequeña complexión e inclinándose para robar un beso del hueco de su cuello.


“Hum… estás distrayendo al chef.” Kyungsoo hizo su pequeña broma, pero Kai inmediatamente repitió la ofensa.


“Deberías considerar usar un mandil para protección, entonces.” El más joven bromeó de vuelta. “Usando esto,” continuó, insertando una mano bajo la ajustada playera blanca del otro, “haces todo más duro para mí.”


La broma no fue intencional, Kai lo pensó después de que sus palabras salieron, pero eso no hizo nada menos verdadero. Solo un poco más de esto, y se saltaría el postre para saltar directo al platillo principal.


“Más duro…” Kyungsoo reflexionó en voz alta, cogiendo una frambuesa usando una brocheta, luego hundiéndola en la fondue. “Supongo que debería hacer las cosas más fáciles para ti.” Luego, estaba dando los honores al hombre tras él, asegurándose de voltearse a ver.


Kai probó la frambuesa cubierta de chocolate y cerró sus ojos sin planearlo- estaba así de buena. El subsecuente lametazo de sus labios fue intencional, de cualquier modo.


“Está delicioso… quiero más.”


El mayor, visiblemente satisfecho por la respuesta positiva, repitió sus previas acciones, y Kai, una vez más, mostró su apreciación.


“Podría comer esto toda la noche.”


“¿Qué hay de mí?” Kyungsoo preguntó, asombro evidentemente en su voz. “¿No puedo tener algo?” A pesar de la supuesta reprimenda, el hombre estaba de nuevo preparando un tercer premio para su mimado compañero.


Kai ya estaba negando con su cabeza en broma cuando tomó la rebanada chocolatosa de piña en su boca. “Nope. Nada para ti esta noche…¿No dijiste que querías alimentarme?”


“Sí, lo hice.” Esta vez, Kyungsoo fue por una fresa, y cuando alcanzó los labios de Kai, la salsa prácticamente estaba cayendo de ella. “Pero pensé que no te molestaría compartir.”


La boca del menor seguía llena cuando respondió, inocentemente bromeando. “Lo siento… cuando amo algo, no me gusta compartir.”


“Tomaré nota de eso.” El mayor estaba mordiendo su labio, y, a pesar de la provocación, siguió alimentando al menor una vez más.


“Al menos que…” Kai declaró, justo cuando la nueva fresa cubierta en chocolate fue ofrecida a él. “Quiero decir, si quieres probarlo tanto, siempre puedes besarme.” Su sonrisa presumida salió a la vista, antes de que tomara el dulce de nuevo en su boca.


“¿Quieres que te bese?”


La dirección de Kyungsoo de algún modo parecía cargar  más un tono serio que juguetón; así que Kai tomó las riendas, sosteniendo al hombre más bajo  firmemente por las caderas, presionándolo contra la encimera, para que no hubiera error en sus intenciones. Sus miradas estaban conectadas, y Kai se sumergió en la sensación de tener a Kyungsoo allí, listo y esperando por su movimiento, nada interviniendo en su camino.


El chillante, horroroso sonido de la súplica de Jongdae fue escuchado antes de que sus labios si quiera se tocaran.


“¡MAMI!”


SIGUIENTE→
ANTERIOR
----------------------------------------

RUNNING UP THAT HILL - Kaisoo (Traducción en español) Capítulo 20
yue_kissys
Capítulo 20

---
Holly nos metió en un taxi. "Cariño. ¿Cómo te sientes?"

"Bien."

"Pero no tienes pulso", dijo, sintiendo mi muñeca.

"Entonces debo estar muerto.”

"No, idiota. Esto es serio. Mírame.”

El problema era que no podía verla; más bien, vi varios Holly's, un trío de rostros sudorosos tan blancos de preocupación, que estaba conmovida y avergonzada. "Honestamente, no siento nada, excepto estar avergonzado.”

"Por favor. ¿Estás seguro? Dime la verdad. Es posible que te hayan matado.”

"Pero no lo estaba. Y gracias por salvarme la vida. Eres maravilloso. Único. Te amo.”

"Maldito tonto." Ella me besó en la mejilla. Luego había cuatro de ella, y me desmayé.

----------------------



Ya había pasado una hora completa, y Jongin todavía necesitaba levantarse de la cama. Su desgastado libro de la novela de Capote había dormido a su lado llamando su atención tan pronto como recuperó la conciencia; sólo el zumbido de su celular fue capaz de devolverlo a la realidad. Un bostezo perezoso escapó de sus labios mientras se estiraba buscando el dispositivo; pero un escalofrío recorrió inmediatamente su espina dorsal al verificar el número de la escuela de Jongdae. Después de todo, ya había llamado a su hermano a la hora del almuerzo y el chico rara vez lo llamaba sin una buena razón.

"¿Dae?", Respondió con urgencia, sólo para ser consolado por la voz familiar al otro lado.

"¡Jonginnie! ¡Soy yo! "El niño sonaba como su yo alegre habitual, pero un indicio de incertidumbre era discernible en su voz. "¿Cómo estás?"

"¿Yo? genial .” Eso fue una exageración. "¿Qué hay de ti? ¿Pasó algo? .” Desde que Luhan escapó, Jongin siempre estaba preocupado por la seguridad de su hermano pequeño.

Leer másCollapse )

HEMOS VUELTO!!
yue_kissys
En lo posterior se subirán la mayoría de los fics avanzados en EXOeden /wattpad/ que fue eliminado. Además de otra página web propia que será avisada pronto.

Cualquier noticia estaremos informando y gracias por el respaldo. ♥

BON VOYAGE - HUNHAN (Trad. En Español) 2da Ola - Capítulo 1
yue_kissys
Capítulo 1


Cuerpos frotándose. Manos deslizándose a través de piel brillosa. Luhan suelta un maravilloso gemido que hace a Sehun apretar sus ojos al oír el eco en sus oídos y traga saliva, boca secándose por los sonidos que lo llenan. Sonidos que están haciendo que sus pulmones se encojan y su estómago gire, abre sus ojos justo a tiempo para acercar más al chico, tomándolo de sus brazos y sosteniéndolos detrás de su espalda. Sehun ve los labios de Luhan separarse, sus cejas se aprietan al profundizar con la nueva posición y Sehun no puede apartar la mirada de su pene entrando y saliendo de él, sus movimientos acelerándose.


“Sehun,” Luhan dice, voz temblorosa y el otro puede sentir lo necesitado que está cuando ambos se pierden el uno en el otro. El tono de voz de Luhan, rogándole mientras su polla se retuerce entre sus paredes, su agarre alrededor de la muñeca de Luhan apretándose cada vez más. “Ya córrete…”


“Aún no.” Las caderas de Sehun se mueven más rápido y respira por su boca para mantener sus pulmones al mismo ritmo. Desearía poder prolongar este momento, tener a Luhan y sentir esto una y otra vez, hacer que su interior se retorciera y ardiera con este placer. Se enorgullece de hacer que Luhan se sienta así. Porque sólo Sehun puede hacerlo sentir así.

Leer más...Collapse )

BON VOYAGE - HUNHAN (Trad. En Español) InTro - 2da Ola
yue_kissys
Bon Voyage 2da Ola

~Intro~


La puerta de su habitación se abre y Sehun observa al entrar, quitándose su chaqueta y dejándola en la silla de su sala. No hay nada en su rostro, nada que muestre lo que acaba de hacer hace unos momentos y cómo vio todo. Cómo era sostenido de tal manera que no quería que nadie más lo sostuviera. Como la forma en la que fue besado hizo querer golpear a alguien en la cara por hacerle eso a él. Sehun vio todo. Y sabía, él sabía que Sehun estaba ahí para presenciarlo.


“Así que nuestra última presentación es hoy.” Él dice, despeinando su cabello. Sehun nota que no lo está viendo. “Estábamos pensando en el tema del Fantasma de la Opera. Fue idea de Jongin.”


Sólo se queda ahí parado, mirándolo hablar sobre sus planes para la presentación de esta noche, lo que han estado practicando hacer pero sabe que eso no es lo que está intentando decir. Está intentando decir algo más. Está intentando decirle lo que pasa después. Lo que siempre pasa después de su presentación cuando los aplausos comienzan, cuando el público les anima, cuando los invitados se forman para tomarse fotos y Sehun está harto de esa mierda. No quiere escucharlo hablar de lo que hace cada que el show termina.


Leer más...Collapse )

RUNNING UP THAT HILL - Kaisoo (Traducción en español) Capítulo 19
yue_kissys
Capítulo 19


El toque familiar de los dedos de su amante corriendo por su cabello solo hacía al corazón de Luhan doler más. Habían hecho el amor dos veces, y ahora, era tiempo de decir adiós. Todavía estaban completamente desnudos, recostados cómodamente en los brazos del otro. La cama era su lugar seguro, su santuario, y ninguno de ellos quería irse.


“¿Qué tanto será nuestra separación?” La voz débil de Minseok era un eco de su tristeza.


“No lo sé, mi amor.” Luhan respondió francamente. “Lo suficiente para que estemos a salvo.”


“¿Cómo voy a saber si estarás a salvo?” El otro preguntó de nuevo, su angustia palpable. “Estarás en manos de sabrá Dios quién, indefenso contra ese imbécil abusador--”



Leer más...Collapse )

RUNNING UP THAT HILL - Kaisoo (Traducción en español) Capítulo 18
yue_kissys
Capítulo 18


Una última mirada a su reflejo en el espejo del coche para revisar si el resistente nudo de la corbata seguía en su lugar, y Kai estaba listo para irse. La caminata del estacionamiento al atrio del Centro de Arte de Seúl no fue largo, pero aun así ofreció su brazo para que la señorita Sora lo tomara, ya que sus tacones ridículamente altos eran en tanto un desafío. Su destino era la Casa de Opera, donde la Orquestra Filarmónica de la ciudad estaría dando una presentación especial de la Sinfonía n°6 de Gustav Mahler. El muy exclusivo evento de clase alta destinaría todas sus ganancias a la caridad, incluyendo un buffet con bebidas antes de la presentación, donde los invitados podrían donar más dinero para una buena causa.


La razón de Sora para asistir esa noche a la ópera, como sea, no era altruista ni tampoco intelectual. Como se lo explicó a Kai durante el viaje en el coche, uno de los organizadores era un amante de su pasado, alguien que ella no había visto en años (debido a una dramática ruptura, Kai supuso); habiendo recibido su invitación formal por correo, de cualquier modo, Sora se intrigó para figurar los motivos de su ex y querer aparecer de nuevo en su vida. Así que esa noche, se aseguró de lucir despampanante, y contrató al acompañante perfecto, para mostrar el mejor espectáculo posible.


Leer más...Collapse )

I'll Love You Better - KAISOO (Traducción en español) Capítulo 8,9, 10
yue_kissys

VIII.| Chequeo Programado


“Al menos vamos a hacerte un chequeo, Kyung…” Baekhyun finalmente habló, aun sosteniéndolo.

El mencionado finalmente se calmó y ahora sentía el pecho más ligero—el que Baekhyun se mantuviese diciéndole que todo estaba bien, lo hacía mejor.

“¿Realmente tiene que ser hoy, Baek?” se quejaba, “Aun  tengo papeleo pendiente…”

“Está bien, lo haremos en otro momento… ¿Aun te duele la pierna?” el castaño le preguntó mirando hacia su pierna y el otro solo pudo sacudir su cabeza al momento que Baekhyun empujaba la taza de café caliente hacia sus manos.

Tomó y bebió todo de un trago, finalmente consiguiendo regularizar su respiración. Ambos cayeron en tensión de nuevo, pero cuando sus ojos hicieron contacto de nuevo, Baekhyun tomó su celular buscando a tientas romper el contacto.

Leer más...Collapse )

RUNNING UP THAT HILL - Kaisoo (Traducción en español) Capítulo 17
yue_kissys
Capítulo 17


Cuando Jongin retornó a casa por la mañana, lo primero que cogió fue su teléfono, el cual estaba oculto en la pared detrás de su estante, lo necesitaba para llamar a Luhan. Por suerte, en ese momento su amigo estaba disponible para contestar, tranquilizándole que todo iba bien, así como sus heridas sanaban. Jongin decidió que era hora de contarle acerca de la visita de Minseok.


Inesperadamente, Luhan no mostró una fuerte reacción frente a la noticia, al contrario, escuchó todo lo que Jongin decía en un silencio sepulcral; que el más joven tuvo que preguntar si continuaba atendiendo desde el otro lado de la línea. Cuando terminó su relato, Jongin preguntó realmente lo que Luhan pensaba hacer, pero el mayor simplemente contestó que no sabía todavía. Inmediatamente, se aseguró de cambiar el tema diciéndole al joven que Kyungsoo pasaría por la mañana, de modo que pudieran hablar de su situación. Jongin se sorprendió al escuchar pero por supuesto, trató de no mostrar sorpresa. Después de esas llamadas telefónicas de la noche anterior, ni siquiera sabía si el hombre querría volver a verlo.


Leer más...Collapse )

RUNNING UP THAT HILL - Kaisoo (Traducción en español) Capítulo 16
yue_kissys
Capítulo 16


Fue un viaje más que tranquilo hasta el apartamento de Kai, por un sinfín de razones. La más obvia de ellas era Luhan tendido en el asiento trasero del auto de Kyungsoo; quien había caído rápidamente dormido debido a la fuerte medicación. A pesar de que la posición no fuese la ideal para una persona herida, Kyungsoo insistió en esconderlo de cualquier potencial espía que pudieran encontrar en el camino. Por la misma razón, ya estaban fuera de la casa apenas amanecía, intentando minimizar el riesgo de ser atrapados.


Cuando Jongin despertó con Kyungsoo envuelto entre sus brazos, estaba oscuro todavía. Por un breve instante creyó estar en medio de un sueño, uno de esos raramente buenos; hasta que todos los recuerdos creados en esa cama sólo un par de horas antes, volvieron a él como un destello. Dos cuerpos ondeándose, flotando juntos, creando un tipo de energía simbiótica que no había experimentado con nadie antes. Temblando, tensándose, ardiendo de deseo... lanzándose en una carrera frenética hacia el clímax, como si la vida misma dependiera de ello.


Leer más...Collapse )